NOVEDADES

La oratoria complementa los carteles Multiled

 

La tecnología LED permite mejorar la efectividad de la comunicación interna y externa. Presentamos una herramienta complementaria a nuestros carteles electrónicos para que la aplique en su negocio.

 

Desde Sócrates en el sigo V a.C. a la actualidad, el arte de hablar con elocuencia, u oratoria, es de relevancia en todos los medios de comunicación. El buen orador debe informar, emocionar, convencer, persuadir e influir a su auditorio. Los que lo escuchan valoran su entusiasmo, quien lo hace sentir y reír. Pueden castigar a quien prologa discusiones aburridas. Conviene ser amable y agradable.

 

Si bien desde siempre existieron personas con capacidades innatas para la oratoria ese privilegio es de unos pocos. Un buen orador no nace, se hace. Usted puede adquirir y aplicar estrategias para mejorar sus presentaciones orales.

 

Los principios básicos son:

 

  • La voz: tanto el volumen, la entonación como la candencia del discurso deben estar graduados del mejor modo para lograr el óptimo efecto como en el soplido de la flauta.
  • Sea claro: no utilice mensajes con palabras técnicas ni rodeos intelectuales.
  • Sea breve: no hable de más. El cerebro se agota luego de 10 a 15 minutos. Si su presentación es más larga haga una pausa.
  • Sea conciso. Ir al punto central, lo más breve.
  • Sea sencillo: Aunque sea reconocido como una autoridad en la materia, para ganarse a su interlocutor, conviene mostrarse y ser humilde.
  • Sea elegante: La imagen es muy importante, sobre todo en la primera impresión.
  • Ofrezca información: aporte elementos que el oyente antes no tenía.
  • Gestos: la comunicación no verbal transmite más que la comunicación verbal.
  • Emocione: Además de información, la gente busca formar parte de una experiencia que puede producir algún cambio, que pueda aplicar lo que usted le diga.
  • Repase los principales aspectos de lo que dijo anteriormente y construya visiones de futuro que puedan ser compartidos.

 

Como pensó Bruce Lee, chino-americano, instructor de artes marciales y actor:

“No estar tenso, sino listo. No estar rígido, sino flexible. No pensar, sino soñar. Estar total y serenamente alerta, despierto, vital y preparado para lo que sea”

SOLICITE SU PRESUPUESTO

  Nombre y Apellido (*)
Complete su nombre y apellido.
  E-mail (*)
E-mail invalido.
  Teléfono (sin guion) (*)
Teléfono invalido.
  Escriba su mensaje
Escriba su mensaje.
  captcha captcha
  Recargar
Captcha Inválido!